Mareos Mentales I

Saludos a todos! ¿Cómo están? Espero que muy bien.

Hace tiempo que no escribo sobre mí, sé que decir cualquier cosa personal vuela en forma de rumor o “cosa casi cierta” si es dicho en facebook, u otra red social. El punto es que aveces uno tiene cosas que decir, sé que por estos medios uno “lee, pero a la vez no” a menos que sea una noticia de esas virulentas que se expanden para generar un gran cotilleo, sé que al menos aquí no me leerán como si fuera extraterrestre por mi forma de hablar. Ya me ha pasado que me ven como bicho raro cada que utilizo una de esas palabras que inconscientemente se te “pegan” después de leer un buen libro. Sí, de esas con las cuales pareces retroceder al siglo pasado…

Me encuentro escribiendo mis “Mareos Mentales” en el patio de la casa de mis padres, justo después de un día de faltar a la universidad debido a una forzosa hibernación de casi 24 hrs resultado de soportar 3 días de migraña cuya intensidad aumentaba gradualmente.

Últimamente veo que me estoy haciendo más enfermiza de lo normal, o tal ves sea que me aguanto los dolores, pero ya saben el estrés producido por “x” o “y” motivo y el no “estar bien” sentimentalmente hablando no ayuda mucho tampoco.

No sé, y tampoco entiendo, justo ahora que esto me da curiosidad, como es que me “vean los demás”, no se que es lo que estoy proyectando hacia la gente que trata conmigo, si de verdad soy buena actriz o doy pena… porque ni en mi casa parecen creer que me siento mal…

Digo, no soy de las personas que van por la vida diciendo como se sienten. Soy de las personas a las que les preguntan “¿Cómo estás?” y que responden “Bien” en automático y por cortesía.

Me encuentro en un cataclismo mental donde me estoy replanteando todo lo que soy… Me siento fuera de lugar, como si fuera una pieza de un puzzle perdido (¿spanglish? no, de repente se me fue el nombre en español). Me siento tan pequeña en un mundo tan grande.

Soy de esas personas que cuando se ven envueltas en tormentas personales se alejan del mundo, a veces suelo enclaustrarme los fines de semana. Para cuando estoy bien, rodearme de gente.

No se que sucede, supongo que a final de cuentas soy yo… Pero no es nuevo que me sienta así, a veces me da tristeza no saber expresarme y que la gente que me rodea piense que hago drama de las “nimiedades” que me ocurren.

Siento y tengo la impresión de que tal vez, en algún futuro viviré sola en otro lugar, junto con mis gatos, ok, tal vez ni ánimo de cuidar gatos tenga.

Escribo esto, aquí, porque no tengo dinero para pagarle a un psicólogo; además se han burlado de mi lo suficiente como para que no me importe que otra persona lo haga aquí o me ignore, como lo he dicho, eso me suele pasar seguido.

Moriré, sino tengo una vida personal propia, es decir me hace falta. Porque vida profesional si que la hay, y veo mi futuro en ella. Pero ¡Esther no es un robot!

Sí, escribo mucho, digo y no digo; me acostumbré a ser así. Y parece que ahora el no decir las cosas me está cobrando la factura. Me siento pequeña y tengo mucho miedo… Sobre todo de defraudarme a mi misma.

¿Que hacer? y ¿Como hacerlo? son las dos preguntas de dan vueltas y vueltas por mi cerebro y me producen estrés mental. Y nadie cree que tengo razones suficientes para sentirme mal ¿Acaso no todos tenemos derecho a alguna vez sentirnos así? u.u

Me siento aplastada por unas labores de hija que jamás voy a hacer bien, por que siempre me falta algo, o es disposición o es tiempo; o soy floja… Como estudiante ya no doy una, de diez de promedio estoy arañando el siete porque no entiendo las cosas y lo que hago al parecer tampoco lo hago bien, no soy la única, pero eso no me da consuelo. Tengo descuidados a mis amigos que cuento con los dedos y mi mejor amigo está más lejos que la luna u-u.

De poco en poco ciertas cosas van carcomiendo la vida de una persona y sí, es patético que alguien de 19 años diga estas cosas, pero a veces siento como si tuviera 60 años y estuviera prisionera en una jaula para aves…

Supongo que después de esto, sabrán porque mi novela está en pausa, porque casi no he participado en concursos, porque no he escrito… porque no he dicho, ni hecho cosas que realmente deseo hacer…

Ya saben, hay momentos en los que uno no tiene “ganas” ni de lo más mínimo. A veces quisiera conectarme a una máquina y entrar en coma por algún tiempo a ver si de esa forma puedo arreglar algo.

Lo más fácil seria soltarme repartiendo culpas, lamentablemente soy tan… así, que no me gusta, al menos no deliberadamente, hacer sentir mal a otros, aunque al parecer a veces lo hago sin darme cuenta… Si alguien quiere darme un consejo, por favor que no sea un libro de auto ayuda, por que enserio, a mi no me ayudan, al contrario me confunden y me hacen sentir peor. Solo pierdo el tiempo.

No se si sea mi personalidad, como me criaron o lo que me ha tocado vivir, lo que me ha hecho ser tan “cerrada” para estas cosas. Pero me da pena pedir ayuda y lo digo en general, por eso tampoco rezo ni nada por el estilo, si no le doy nada a dios entonces tampoco le pido, ¿me explico? Soy solitaria en toda la extensión de la palabra…

Soy de esas gentes a las que les da una verborrea y no se callan pronto, de las que hablan de sí mismas cada que pasa un cometa, de las que prefieren tener una opinión neutra de los demás porque cree que cada quien actúa como cree que debe o como lo necesita.

Y me canso de escuchar que el mundo está mal porque “fulanito” esto y “sutanito” aquello… Creo que cada quien es como es, a su manera. Me canso de ver como todos se quejan y nadie hace nada, quejarse tampoco ayuda.

Me canso se de ser el bicho raro, que se piensa demasiado las cosas, solo por no tener conflictos…. ¡ay de mí! ¡Son tantas cosas!

Si alguien leyó completamente esto, si comentó gracias, sino también; a algo tuvo que haber venido… en minutos será una hora, en horas será mañana, en mañanas se me irán los meses y los meses se transformarán en años que a su vez se habrán llevado mi vida.

Ya veré como me levanto mañana y como me arreglo para sentirme mejor…

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

4 Respuestas a “Mareos Mentales I

  1. Hola Esther. Ante todo decirte que te he leído, y que tienes mi apoyo de corazón, aunque esto pueda sonar vacío, o como bien has dicho, a las miles de historias que leemos, pero es verdad (a mi también me miran raro a veces cuando uso palabrejas, pero me da igual, lo tomo con una sonrisa). Yo pienso que cuando uno está mal emocionalmente, todo parece agrandarse: los problemas, las enfermedades, los estudios… todo. Y eso es normal, y totalmente admisible.
    Por otra parte pienso, que aunque yo también digo normalmente cuando me preguntan como estoy, “bien”, siempre hay alguien de más confianza al que no le debes de decir bien, al que le tienes que contar las cosas tal como las sientes. Es necesario soltar lo que tienes dentro, en mi caso, mi pañito de penas son mi marido, mi madre y una amiga, según qué me ocurra, pero eso sí, también hay que contar las alegrías siempre. No sé, contar cuando te encuentras fatal no es una debilidad, ni que seas quejica, es una necesidad y un derecho que tienes que ejercer, bajo mi punto de vista. Además si no, solo muestras una parte de tí. Y si la gente que te rodea lo ve una tontería, peor para ellos que no te comprenden, pero tu te has expresado. Lo que has hecho escribiéndolo aquí está muy bien también, porque te lo has contado a ti misma, y es importante saber ponerle un nombre a lo que nos pasa.
    Y no sabes que pasará en un futuro, creo que eso no nos debe preocupar demasiado, ya que como has dicho, la preocupación profesional esa al menos no la tienes. Por supuesto que la incertidumbre del mañana la tenemos todos, pero en el día a día vamos construyendo ese mañana, por lo que si haces todos los días cosas que te hagan sentir bien creo que vas por el buen camino.
    Yo te diría también que bajes un poco el listón que tienes, que parece estar muy alto, no te aprietes tanto a ti misma. Un siete está estupendo, nadie saca dieces toda su vida, y tampoco son necesarios. Ya sacarás más. Tienes todo el derecho para sentirte mal, pero sobre todo, tienes derecho a sentirte bien después, siempre.
    Por otra parte, creo que sentirse perdida es algo que pasa muchas veces, pero siempre hay un punto que te hace agarrarte al puzzle, aunque no te encaje del todo. Siempre hay algo que tienes seguro, y de lo que estás segura. Y si no, búscalo, que está ahí.
    Yo también me pienso mucho las cosas, por no tener conflictos, y una persona que quiero mucho me dice muchas veces que piense más en mí, y que si estoy bien y a gusto con mis decisiones, y digo las cosas de forma sincera, si se crean conflictos es porque se tenían que crear.
    Y a veces aunque no se tenga ganas de hacer algo, si haces el esfuerzo por hacerlo, sienta bien. A mi me pasa cuando estoy triste, parece que me quiero quedar escondida y seguir metida en esa tristeza, pero si haces el esfuerzo por no quedarte ahí, aunque no sea lo que quieres, sienta bastante bien.
    Siento el rollo que te he metido. No dejes que este momento en el que te encuentras mal y no sabes qué hacer contigo misma te deje perdida. Busca todo aquello que te gusta, confía un poco en las personas que tienes alrededor, que seguro que tienes a alguien de confianza, y sobre todo confía en tí, y en que eres capaz de muuuuchas cosas. No lo dudes nunca. Un besote guapa (siento si he sonado como un libro de autoayuda, soy enfermera de salud mental, cuenta con eso, jeje).

    • Esther Van Castle

      No sabes cuanto me ha hecho sentir mejor tu comentario, digo aparte de que mi cerebro trabaja demasiado rápido y sí, como los antivirus, la mayoría de las veces me curo sola. Al menos entiendes mi situación y no me das el “avión”, sé que uno no debe exigirse “demasiado” o más de lo que puedo, pero pues durante bastante tiempo ha sido lo único en lo que he “quedado bien”, a veces siento que las personas externas a mi familia me “toleran” más porque no están conmigo todo el día. Ya sabes también que si durante un tiempo te dicen “la misma” cosa, después la piensas y dices tal vez si es cierto… Tal vez el problema es que creo mucho en lo que dice mi familia, quizá también es cierto que ya es tiempo de independizarme, soy muy “rebelde” para las ideas que hay en mi casa, o muy “hippie” y desordenada o muy “vale”, lástima no fui un clon de mi mama, ni de mi abuela, valla problema en el que me he metido. Muchas gracias por tu comentario, lo he sentido muy sincero, tal vez también sea momento de hablarle a mi mejor amigo e irnos a tomar un café jejeje, me hace mucha falta, él es el único que con solo verme sabe si estoy bien o no, como lo hace, no sé, pero siempre me hace sentir mejor. Y no, no fuiste un libro de auto ayuda xD Un beso para ti también linda.

  2. Maria Od

    hOLA:

    “Puede que seas solo alguien mas en el mundo… pero para alguien puede que seas todo su mundo” :) De antemano una disculpa, uno de mis defectos es no saber dar consejos. Estoy aquí porque de verdad me encanta tu blog. Te mando todo mi apoyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s