Capítulo IV: “Sorpresas”

El fin de semana pasó muy rápido, después de decorar mi oficina y organizar los pendientes que tenía. El lunes a media mañana decidí romper la rutina e ir por un café, tenía antojo de un Mocca con Vainilla.

En la cafetería de la esquina, me atendió un nuevo dependiente; no recordaba haberlo visto antes, pero su mirada cálida y su sonrisa por algún motivo me eran familiares.

Di un sorbo a mi café y quedé maravillada, estaba exquisito. Justo como me gustaba, tibio, con poco azúcar y la esencia de la vainilla inundando mi boca.

—Comenzaba a creer que mi café nunca rompería el hechizo. —dijo alegremente.

—Me he enamorado de este café, ¡es delicioso!

—He seguido las instrucciones al pie de la letra, —al ver mi cara de confusión continúo— tengo dos semanas trabajando aquí, y siempre venías a la misma hora, ordenabas y te ibas. Parecías un robot.

— ¿Enserio? Discúlpame, esos días no actúe muy bien que digamos.

—No hay cuidado— sonrío nuevamente mientras preparaba otra bebida— Me alegra que estés mejor.

—Sí, soy Sarah— le extendí la mano sobre la barra— trabajo en el edificio de Publicidad.

—Ángel —tomó suavemente mi mano — hago un café levanta zombis y ya sabes trabajo aquí. —Ambos reímos.

De regreso en mi despacho ya tenía trabajo, dos proyectos nuevos descansaban en mi escritorio con un post it adornando las carpetas.

“El jefe quiere verte, tenemos reunión a las 2 pm… encontré tus galletas favoritas disfrútalas…

Besos Chris”

Empiezo a pensar que mi amiga es un ángel, probé las deliciosas galletitas de chocolate en forma de oso que tanto me gustan, ya entrada en calor comencé a hojear mi trabajo de las siguientes dos semanas.

El primero, unos espectaculares de un salón de belleza, “Mildred Hair Salon”, anote el plan de acción; tendría que contactar con el fotógrafo para tener tomas del local tal vez algunos ejemplos de las manos mágicas de Mildred, dicen que es uno de los mejores salones… Quizá alguna modelo… ¡Puag! Descartado, que se encargue el fotógrafo de eso…

Segundo caso; más fotos, comerciales… Un trabajo grande para una marca de ropa… Hojee el catalogo que venía de prueba, esta colección es muy bella, pero tendría que trabajar con modelos…

Corrí a la oficina de Chris con la carpeta del segundo proyecto. Ella estaba viendo los videos de las modelos de Geo Unifía.

—No voy a hacer este trabajo— y la dejé en su escritorio — ¡Ni loca!

—Oh eso— suspiro y se levantó de su silla para cerrar la puerta.

—No quiero trabajar con modelos Chris, entiéndeme…

—Amiga tienes que superarlo además es trabajo, lo harás bien. — Señaló su pequeño sofá para que nos sentáramos.

—Sabes que tengo malas experiencias con ellas.

—Es el proyecto que te asignaron, no puedo hacer nada. — dijo dándole un sorbo a su café.

—Si que puedes, cámbiame el proyecto. Por favor— intenté poner mi mejor carita de convencimiento pero al parecer no funcionó.

—Yo también tengo trabajo de modelos.

—Habla con el jefe, tu le caes bien…

Noté de pronto que mi amiga se sonrojó ante la mención del jefe y me pareció sospechoso, pero tenía que cambiar mi proyecto cuanto antes, de solo pensar en tener cerca de mi a una Barbie, “chica perfecta” me daba nauseas.

Estuve media hora parloteando sobre porque  no debía de trabajar con alguna de esas chicas, estaba tan metida en mi monologo cuando el jefe se presentó.

—Sarah es tu trabajo.

—Pero jefe, puedo hacer otra cosa. Es más puedo trabajar en 4 proyectos.

—Las campañas publicitarias son lo tuyo y tu comisión es excelente.

Eso significa, no te quejes y haz lo que te ordené. Además estaba quedándome sin excusas.

— ¿Por favor?—intenté.

—No Sarah, es tu asignación y punto. Además es bueno para que le pierdas el miedo a las modelos. Así que anda a trabajar. —Salió de la pequeña oficina y desde el pasillo gritó —Tenemos reunión a las dos, no se les olvide.

— ¿Desde cuando detestas a las modelos? —preguntó mi amiga.

—Desde que una plástica se robó a mi novio, casi prometido. —respondí con rabia y entre dientes.

— ¡No me habías contado eso!— Chris estaba sorprendida. —No hubiera dejado que te involucraran en este proyecto. — Pero cuéntame, ¿Es bonita?

— ¡Por dios Christina! ¿Como se te ocurre preguntar eso?—Le grité.

—Lo siento, es solo curiosidad. Para mi tu eres hermosa osita. —dijo abrazándome.

—Solo para ti— y comencé a sollozar— ni siquiera se como es, Andrew solo me dijo que era una modelo con la que había trabajado.

—Ya tranquila, no te preocupes. Todo saldrá bien. —Sabía que me tranquilizaba cuando peinaba mi cabello — Seguro podremos tirar de la pasarela a más de una.

Ambas reímos, pensé que todo el edificio se daría cuenta de mi drama, afortunadamente la puerta estaba cerrada y con ella mis lágrimas quedaban confinadas a la intimidad de una charla terapéutica con mi mejor amiga. Estuvimos un rato viendo videos de accidentes de modelos en YouTube, eso si que me hacía sentir mejor. Se nos fue el tiempo volando, cuando me di cuenta ya era la una con veinte.

—Ya casi es la junta, tengo que apartar al fotógrafo para mañana.

—No te entiendo, deberías huirle a los fotógrafos también. —le dirigí una mirada incrédula. — Por Andrew.

—Así debería ser. —Suspiré. —Pero me acostumbré a vivir con él.

—Animo osita, tienes cita con Armand el viernes. —dijo con voz cantarina.

—Mmm… tienes razón. Por eso amanecí de buenas. Nos vemos en un ratito, por cierto gracias por las galletas.

Busqué en mi agenda en número de Steve el fotógrafo de la agencia, como era de los más solicitados tenía que tener previa cita para contar con su lente maravilloso. Ya habíamos compartido un par de proyectos que no disfruté por estar deprimida.

Luego de acordar el lugar donde nos veríamos y asegurar que el equipo que se ocupaba estuviera disponible mi celular comenzó a sonar, me despedí rápidamente de Steve.

— ¿Diga?

— ¡Hey Sarah! ¿Cómo estás? Soy Armand— Me quedé sin habla casi un minuto. — ¿Sarah? ¿Estás ahí? —su voz era exótica hasta por teléfono.

—Sí, quiero decir, hola Armand. Estoy muy bien y ¿tu?

—Muy bien ahora que te escucho —ambos reímos nerviosamente— Bueno, llamé solo para saludar y saber si no estas muy ocupada.

Estaba muy emocionada con la llamada pero me sentí fatal al rechazar la invitación de Armand a comer, pero no podía ponerme difícil con el jefe dos veces en el mismo día.

— ¿Ambas entonces? ¿Almuerzo y café?

—Por supuesto. Te llamo más tarde para concertar la cita. Cuídate ¿si?, nos veremos pronto.

Estaba atónita, Armand acababa no solo de llamarme, me invitó a salir: lo vería dos días seguidos. ¡Además me había llamado linda! Mis fantasías se estaban cumpliendo, mi amor platónico se fijaba en mí.

Entre nubes llegue a la sala de juntas. Me senté junto a mi amiga en el momento en que entró el jefe acompañado de una mujer. Entonces me di cuenta que solo éramos cuatro personas.

— Chicas, les presento a Karol Stevens, será nuestra asesora para el evento de moda de Geo Unifía. Y su jefa inmediata, es mi amiga así que pórtense bien.  Karol, bienvenida te dejo con tu equipo. No se les olvide que quiero los esquemas del proyecto para el viernes.

Eso, fue todo. Desde ese momento perdí de vista al jefe y mi maravillosa oportunidad de cambiar de proyecto.

—Christina y Sarah ¿verdad?— preguntó sonriendo. Ella era alta un poco más que Chris, supongo que de un metro setenta y tantos…Delgada, con curvas y el cabello lacio natural mas hermoso que he visto. Una gran sonrisa brillante enmarcada por dos zafiros.

—Solo dime Chris— dijo mi amiga dándole la mano.

—Y yo Sarah— le devolví la sonrisa. Sin duda parecía ser agradable.

—Ya veo, John me ha hablado mucho de su combinación mágica.

— ¿Gustas café?—aproveché su breve silencio.

—Claro, la chica de la sonrisa bonita y…—no termino su frase, así que voltee a la mesa con la taza en la mano mientras la llenaba de la rica bebida calientita. Chris sonrió y Karol se sonrojó un poco.

—Venga ya, estoy segura que no soy la de la sonrisa linda.

—Que pena, no quiero molestarte es que John…

—No te preocupes, ¿como me nombra el jefe? —Por un momento temí que tuviera algo que ver con las modelos.

—La chica que asalta la cafetera… —mi amiga comenzó a reír. Solté el aire que sin darme cuenta había retenido.

—Ah, eso. No hay problema. La mayoría del tiempo estoy tomando café como puedes ver. ¿Cuántas de azúcar? —señalé la cuchara.

—Tres, soy muy dulce. También un poco de crema, por favor.

—Podemos ver eso.

—Además vamos a trabajar juntas así que esta bien que nos conozcamos un poco. — llevé la charola hasta la mesa y repartí las tazas.

— ¿Y que tanto llevan del proyecto de Geo?

—No mucho, apenas hemos visto en que consiste.

— Revisamos la lista de las modelos con las que vamos a trabajar y la colección que se va a usar para preparar los escenarios.

Armamos rápidamente el esquema de lo que haríamos el resto de la semana, nos distribuimos algunas tareas, estábamos escogiendo los posibles escenarios cuando sonó “Love me back to life”, era mi celular.

— ¿Moon Spektrum? — Asentí y Karol sonrío de una forma que no supe interpretar.

Era Armand, le di la dirección de mi casa para que me recogiera allá. Estaba emocionada contando los minutos que faltaban para verlo.

— Te dije que llamaría.

— Sí, ¡Me llamó dos veces!

— ¡Lo sabía! — Dijo con suficiencia mi amiga.

—Enamoradas y felices — intervino Karol — Recuerdo cuando me emocionaba  como ustedes.

¿Enamoradas? Sabía que algo se me había pasado, ¡Chris estaba enamorada y yo ni en cuenta! Eso indicaba que necesitábamos otra charla de chicas.

— ¿Eres casada? ¿Tienes novio? ¿Algún pretendiente? ¡A que sí! — Mi amiga proyectaba su curiosidad cada que tenía oportunidad. Karol le dio una negativa. — ¡No me lo creo!

—Soy divorciada. — Aclaró sonriendo otra vez.

—Pero eres muy linda, pronto te conseguiremos a alguien.

— ¡Chris! — Ella podía ser bastante imprudente, por un momento creí que Karol se sentiría incomoda. Al parecer eso no le molestaba, mi amiga la divertía bastante.

—Es todo por hoy chicas, son libres…

Llegamos a casa a las 7:15 pm, durante el trayecto hablamos sobre lo genial que iba a ser trabajar con Karol, luego le conté brevemente los planes con Armand. Al momento de escoger mi atuendo quiso ayudarme, pero me negué, tal vez mi amiga quería convertirme en un intento muy distante de modelo.

Comenzaba a notarse el frío así que me vestí abrigadoramente, jeans, una blusa monísima de cuadros rosa con gris y unos botines cafés. Recibí la aprobación de la experta y me maquille un poco.

Estaba nerviosa en la sala y mientras esperaba me puse a ver documental muy interesante sobre el cuerpo humano, de pronto percibí el perfume de Chris y me pareció extraño ya que no mencionó que fuera a salir. Tal vez hizo planes con alguien.

A los cinco minutos escuché el timbre. Me levanté como resorte del sillón, me vi brevemente en es espejo del living y abrí. Quedé impactada,  estaba frente a mi; guapísimo con un traje impecable, escondió un ramo de rosas tras de sí. Ese hombre destilaba elegancia, aún con su sonrisa tímida.

— ¿Jefe? — Algo le había pasado a mi jefe, era totalmente diferente fuera del trabajo. Carraspeo.

— ¿Está Chris?

¡Bingo! Como no me di cuenta, es tan evidente. Después de una inspección visual de 30 segundos lo invité a pasar.

—Voy a avisarle que estás aquí. ¿Gustas algo de tomar?

—Estoy bien, gracias.

Subí las escaleras rápidamente. Chris estaba hermosa, con sus rizos rubios y el vestido rojo straples que llevaba.

—Nuevo peinado ¿eh? ¿Dónde conseguiste al muñeco que está allá abajo? — Bromeé.

—Pensaba decírtelo pronto — Ella se sonrojo visiblemente y yo reí. — ¿No estás molesta porque es John? —Sabía de ante mano que no aprobaba del todo las relaciones jefe-empleado.

—Con que John, ¡esto va enserio!— La abracé. —Para nada, estás enamorada. ¡Eso es genial!

— ¿Cómo me veo?

—Espera un minuto, iré por la cámara.

Nos tomamos unas cuantas fotos, le desee suerte y la vi partir. Hacía bastante tiempo que no la veía tan feliz y eso me alegraba bastante.

Minutos después volvió a sonar el timbre. Bajé, tomé mi bolso y me vi otra vez en el espejo. Respiré profundamente antes de abrir la puerta.

7 comentarios

Archivado bajo Ecuación de Amor

7 Respuestas a “Capítulo IV: “Sorpresas”

  1. enfenie waaa! (enfenie no significa nada, tecleé a lo loco xD). Qué bonito :3 wiiii, otro, otro! :D

  2. Maria Od

    ¡Hola! ¡Genial! Me ha gustado mucho, ojala todo vaya bien con sus respectivas citas, ambas lo merecen :)

  3. Hola Punkiee!! yo dije “tendre que volver a leer los caps anteriores para recordar” pero noo,ya al comenzar a leer esta parte se me vino todo lo leido a la mente ajajaj
    Sabes,cuando leo tu historia me acuerdo de una pelicula romantica mexicana que se llama volverte a ver,lo que me hace acordarme a esta pelicula es que el ambiente tambien estaba relacionado al diseño de modas y cosas asi,pero claro son 2 cosas diferentes.
    Sabes en que pense a medida que leia? estaria lindo que para cada capitulo pusieras una foto que logre expresar lo mejor posible alguna escena…obvio que no es facil encontrar una foto que exprese exactamente lo que uno piensa,pero seria lindo.
    Aclaro,esto es solo algo que pense al leer,no lo tomes como sugerencia ni nada,solo que cuando te leo voy imagniando todo lo que pasa y bueno,tu me entiendes ajajaj
    Te mando un abrazo punkie! nos leemos en el siguiente capitulo!!

  4. Por cierto,no le prestes atención a mis errores ortográficos xD

  5. Daisy Moreno Alpizar

    Waaa otra vez me dejas anonadada >.<

  6. Hola beiia, ahh por fin pude acabar de leerlo, se me cerró el explorador tres veces ¬¬’, pero bueno, cerré el Youtube no sea que el sea el del problema de ahorita. Me encanto este capitulo, manera de redactar es muy buena y como siempre haces que entremos en la historia, me dejas picada, espero el proximo cap, que espero que este muy emocionante :D

  7. Carolina

    Me encantoo y espero con ansias el próximo capitulo. :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s