Capitulo VI: Reencuentros -Primera parte-

Saludos a todos! Han notado que no suelo dejar comentarios cuando subo capitulo, pero esta vez en necesario, les explico, de momento solo aparecen Sarah & Armand. Más adelante sabremos donde están los personajes perdidos y habrá un reencuentro, capaz de paralizar el tiempo! Ok, no; quizá no tan dramático, pero algo así. Espero disfruten estaparte. Un beso y disculpen la demora.

Quedamos de vernos en la cafetería que estaba cerca de la oficina. Sentía que el ambiente en la empresa era extraño, aún no sabía nada de mis jefes, mi mejor amiga estaba triste y no tenía muchas oportunidades de verla.

Estaba acomodando las carpetas para la próxima reunión con los representantes de la modelo, cuando Armand tocó la puerta de mi oficina.

—¡Buen día! ¿Cómo estás? — Me dio un beso en la mejilla a modo de saludo.

—Bien, con un poco de trabajo ¿y tú?

—Muy bien, y a diferencia tuya, estoy desocupado. ¿Qué es lo que haces ahora? —Se sentó frente a mi escritorio.

—Preparo todo para la reunión con los agentes de la modelo, que por cierto no se ha presentado, parece que hay un caos en la oficina.

—¿Al menos sabes quien es ella? —Preguntó.

—Se llama… —Busqué el nombre en los archivos que estaban en mi computadora — Mariane Curtois— Armand hizo una mueca, supuse que era porque a él tampoco le agradaban.

Me dio unos tips para evitar los nervios y la sensación que invadía cada que hablaba con o de modelos. A las doce en punto bajamos a buscar algo de comida, aprovechando que no había mucho que hacer y que la agencia estaba prácticamente sola.

Llegamos al café y escogimos una de las mesas del fondo que estaba cerca de una hermosa fotografía en blanco y negro de la Torre Eiffel. Ángel apareció con los menús y aproveché para saludarlo. Estuvimos unos minutos pensando que pedir.

—¿Segura de que no alteré tu agenda?

—No, además no creo haber aguantado mucho sola en la oficina y sin algo que hacer. Los planes que hicimos con la jefa se están llevando a cabo como están previstos así que por tiempo estamos bien.

—¿Y como está Chris?

—Rara, tiene problemas con John. Hay algo en esa relación que no me cuadra. Pero no se como decírselo. Hace tiempo que no la veo tan emocionada.

—Parece que tu jefe oculta algo, bueno, tus jefes; dices que no los has visto en estos días ¿verdad?

—En realidad no, solo recibí un correo de mi jefa, hace unos días. A parte de que eso me parece extraño también me sorprendió su reacción cuando supo sobre la relación de mi amiga.

—¿Y si ellos son pareja? Por eso no aparecen.

—Que imaginación la tuya, ¿seguro que no escribes novelas en tus ratos libres? —Ambos reímos.

Llamamos a un mesero y pronto estuvo lista nuestra orden. Pedimos unos baguettes italianos, el pidió un frappe y yo un latte irlandés en las rocas.

Ahora me hablaba sobre como dejar las cosas fluir y en algún punto me había perdido al observarle. Con Armand tenía la sensación de que todo iba a estar bien. Era como si implícitamente existiera una invitación para contarle mi vida y el estaría dispuesto a ayudarme.

Sus facciones denotaban que era un hombre maduro con cierta frescura cautivadora en cada gesto. Como entornaba los ojos con picardía al hacerme una broma o la manera en el fruncía los labios cuando algo le molestaba. Reflejaba muchas cosas y cada una más atrayente que la anterior.

—Estás distraída, apuesto a que no me escuchaste. ¿Tienes el síndrome de la fan o que? —Sonrió.

Reí ante la pregunta al mismo tiempo que tomaba fotografías mentales de su persona. En sabias palabras de Chris, me estaba enamorando inevitablemente. ¿Cómo no querer a alguien tan divertido y agradable como él? Así no me resultaba tan rara la idea, finalmente estaba viviendo un lindo sueño.

Me acompañó de regreso a mi lugar de trabajo, que seguía tan vacío como horas atrás.

—Entonces, ¿Quieres acompañarme a la gala? Son solo formalidades, luego podemos ir a donde quieras.

—Claro, pero ¿Qué tan formal es el evento? Tendré que buscar algo decente que usar. — Dije sonriendo, algo que no podía evitar hacer cada que lo miraba.

Me entregó la invitación, se trataba, ni más ni menos, que de la décima entrega de premios a los mejores cortometrajes y videoclips del país. De momento, me sentí impactada; mi amor platónico me invitaba a un evento muy importante, donde seguramente habría personalidades de todos los tamaños y sabores.

—Anda, voy a cantar un momento y no quiero estar solo el resto de la velada.

—De acuerdo. —Me noté nerviosa y sorprendida.

—Entonces paso por ti el viernes a las 8.

Asentí cuando cruzó el umbral de mi oficina. No terminaba de sonreír completamente cuando regresó, besó mi mejilla.

—Eres la mejor.

Se fue, de la misma forma impetuosa como entro. Dejándome, por primera vez en la vida, sin respiración. Le tomaré la palabra, dejaré que las cosas fluyan, si pueden llevarme hasta el. Después de bajar de mi nube, me di cuenta de que no tenía que ponerme y que Chris, estaba perdida.

Continuará…

Capítulo anterior

8 comentarios

Archivado bajo Ecuación de Amor

8 Respuestas a “Capitulo VI: Reencuentros -Primera parte-

  1. Waaa, está genial :F e impactante. Pero waa, quiero saber qué onda con Chris y los jefes :O. <3 Me encantó :3.

  2. Habia firmado y cuando le doy pulbicar comentario me pidio la contraseña de nose que cosa,como siempre tengo recordar contraseña a todo no tenia idea de que poner T-T ajaja ahora voy a escribir todo de nuevo mientras pienso que contraseña era xD
    Punkieee! hacia tiempo no te veia por aqui!
    Bueno te habia escrito que sin dudas una de las cosas mas comunes en las citas son esos momentos de incomodidad,de no saber que hacer o que decir,algunas veces solemos ser espontaneos y nos las arreglar sacando diversos temas.
    Mientras te leia se me dibujo una intriga…tu ya tienes muchos capitulos de tu serie hechos o estos cap suceden sobre la marcha? o sea lo tienes todo guardado en tu mente?
    Gracias por la invitacion!! espero el proximo cap llegue rapido :D
    Un abrazo amiga!!

    • Pues está en mi mente, tengo la historia en general y luego se me ocurren ciertos detalles, los pienso un poco hasta que los personajes me jalan las orejas para que me ponga a escribir. A veces en los diálogos agrego comentarios que me han hecho alguna vez o que he escuchado y me parecen buenos y uno que otro personaje tienen ciertas cosas de amigos a los que quiero mucho ^^ Gracias por la visita Pablin :)

  3. Beiia, hola veré si ahora si me deja poner el comentario, me dejaste con cara de OMG. Muy buen capitulo, esta emocionante, dramatico y asi. Me ha encantado mucho, por cierto ese John me da mala espina ¬¬ espero no lastime a Chris o lo golpearé…. Muy sospechoso, esperare la segunda parte, me dejaste con ansias :D Un saludo beiia, tqm, escribes de lo mas genial :D

    • Hahahaha gracias, últimamente me dicen mucho eso xD Querrás golpear a John creeme, pero es solo una herramienta en la historia xDDD Gracias por tus palabras nena, te quiero mucho :)

  4. Pingback: Capitulo VI: Reencuentros -Segunda Parte- | Esther Van Castle y sus Historias Románticas

  5. Pingback: Capitulo VI: Reencuentros -Tercera Parte- | Esther Van Castle y sus Historias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s