El caso de Charles Dexter Ward – H. P. Lovecraft

Mis queridos lectores, ¿Cómo están? Espero que muy bien. Regreso después de casi dos semanas :l  a hablarles de otro libro que acabo de terminar de leer.

La semana pasada, estuvo ajetreada en cuanto a tareas y esas cosas, y como estaba o estoy un poco atrasada con una materia no tuve mucho tiempo para leer. Eso me desagrada bastante así que aprovecho las pocas horas libres que tengo antes de ir a clases y cuando voy en el transporte público.

Tengo que confesarles que ahora que me estoy dedicando un poco más a leer y reflexionar, no he escrito historias, relatos o cuentos. Hay ideas en mi mente, pero al leer me distraigo bastante y a veces quiero continuar escribiendo sobre lo que leo o cosas similares. Eso no me parece del todo correcto, siento como si me fusilara a algún personaje o algún punto de la historia. Igual eso podría ser un tipo fanfic o un tributo al autor. Mientras me decido sobre ello, no habrá textos de mi autoría por el momento. No me desespero, porque se que ya vendrá algo. Hay un texto que escribí en Diciembre, que tiene varias cosas interesantes. Probablemente sea mi caballito de batalla durante estos meses.

Hablando de ello, creo que también necesito reescribir lo que llevo publicado de mi novela Ecuación de Amor, siento que hay algo que se perdió y vale la pena rescatar. Sin que termine cayendo en ese vicio de estirar la historia y no avanzar…

En fin, vamos a lo que nos interesa; un poco más. Me estoy enviciando mucho con Lovecraft, tanto, que creo que cuando termine de leer todos sus libros me sentiré muy triste. :C

libro

ficha

 

 

Título: El caso de Charles Dexter Ward.

Autor: H.P. Lovecraft.

Editorial: Grupo Editorial Tomo.

Páginas: 219.

IBSN: 970-666-660-5

autor

 

 

Howard Phillips Lovecraft (Providence, Estados Unidos, 20 de agosto de 1890 – ibídem, 15 de marzo de 1937) fue un escritor estadounidense, autor de novelas y relatos de terror y ciencia ficción. Su obra constituye un clásico del terror cósmico materialista, una corriente que se aparta de la temática tradicional del terror sobrenatural (satanismo, fantasmas), incorporando elementos de ciencia ficción (razas alienígenas, viajes en el tiempo, existencia de otras dimensiones). Lovecraft cultivó asimismo la poesía, el ensayo y la literatura epistolar. (Wikipedia: más aquí)

contra

 

 

“Casi inmediatamente resonó aquella espantosa voz que ninguno de los que la oyeron pudieron olvidar jamás. Atronó el aire e hizo rechinar los cristales de las ventanas mientras sus ecos se apagaban. Era profunda y musical, poderosa como un un órgano, pero maldita como los libros prohibidos de los árabes…”.

¿Por qué siguen vivas las ficciones que recoge este volumen? ¿Por qué nos siguen atrayendo en medio de un mundo que se ha especializado en horrores más concretos  que los urdidos por Lovecraft? En efecto, nadie después de él consiguió generar un perdurable estremecimiento, una convicción verosímil al elaborar un relato de terror.

A despecho de haber vivido recluído en sus fantasías personales y asido a los atavismos que amaba, H. P. Lovecraft logró generar un séquito que no sólo lo admiraba sino que continuó, por decirlo de algún modo, su obra. Muchos de sus argumentos que quedaron sin desarrollar fueron tomados más tarde por sus seguidores y amigos.

Hoy, Lovecraft ocupa un lugar indiscutible en el género de terror y genera en los lectores, como en los dicípulos que lo conocieron en vida, una pasión inagotable.

parte

 

 

[…] Cuando emergió la cabeza, pudo verse que llevaba una peluca peinada primorosamente. El rostro adelgazado y sereno les pareció algo familiar, pero pasaron muchos días hasta que el restaurador y su cliente quedaran perplejos frente a los detalles últimos de esa cara magra y empalidecida y aceptaran con una gran cuota de horror la burla infame que las leyes genéticas le habían hecho al joven Ward.

Página 88.

[…] Finalmente encontraron lo que estaban buscando. La caligrafía del papel no era una invención ficcional, sino que había sido la escritura corriente de un periodo muy oscuro.  […] La lengua era el latín de esas épocas incultas y el texto era el siguiente:“Corvinus mecandus est. Cadaver agua forti dissolvendum, nec aliquid retinendum. Tace ut potes”. Que traducido significa:“Curwen debe morir. Su cadáver debe disolverse en agua fuerte sin que quede ningún residuo. Calla todo lo que puedas”.

Página 196.

opino

Como lo menciono al inicio de esta entrada,  Lovecraft me envuelve. Su estilo particular de hacer algo maravilloso del pasado es lo que sin duda me atrae de él. La palabra Ominoso, se repite innumerables veces a lo largo de sus textos, creo que presisamente esa palabra es la que define la atmosfera de sus historias. Todo tiene un tinte de misterio, un halo de terror innombrable. Sabes que existe algo sobrenatural que te acecha, que puede encontrarte y hacerte perder la razón en cualquier momento; pero no sabes que es. Y es precisamente eso, lo que hace tan atrayentes sus libros.

La imaginación es poderosa y mezclada con el miedo aún más. Lovecraft deja abierta una ventana que vincula sus letras con la realidad humana, la cual muchas veces nos lleva a preguntarnos: ¿Existe esa fuerza misteriosa y caotica la cuál puede destruir al ser humano? ¿Hay algo más que nosotros en el universo? ¿Y si es así, nos gobierna y limita nuestra existencia como lo pensaban las civilizaciones antiguas?

Otra cosa que he descubierto, aclaro que solo he leído dos libros suyos hasta ahora; es la participación activa de un tercero para quitar el velo que existe entre el lector y la historia, y revelar paulatinamente a ese ente sobrenatural: a esa creatura, que probablemente se encuentre en otro de sus libros donde muestre su verdadero poder.

Me gusta lo detallista de su redacción, como describe todo lo que rodea a la escena que se está desarrollando y brinda al lector una vista de 360°. Me llama la atención ver como la pluma de Lovecraft y su mente son atraídas por el pasado, viviendo en el inicio de unos de los siglos más prolíficos del ser humano; tecnológicamente hablando.

En cuanto a El caso de Charles Dexter Ward: Estoy maravillada al ver como es que conecta distintas épocas y hechos, para remontar al principal misterio que es un terror que los ojos que lo han presenciado prefieren callar. Hay un momento, en el cuál te cuestionas muchas cosas y no estas seguro de quien es quien. ¿Quién es el malvado villano? ¿Se volvió loco? ¿Es un brujo, un vampiro o un demonio?

La historia no para. Vas de un lado a otro descubriendo la telaraña que lleva a hechos anteriores que se repiten. La información fue dstruida, pero aparece tentadoramente para el protagonista, de manos titiriteras que quieren que cumpla un objetivo.

A pesar de que llegué a desesperarmente en ciertos momentos por querer ver detalladamente el mal, el ente propiciatorio de situaciones ominosas; ahora que he cerrado y reflexionado el libro creo que lo veré explicítamente en los otros volúmenes. Así que como Charles, también empezaré una investigación sobre Lovecraft.

Me extendí bastante en cuanto a mi comentario tanto del autor como del libro porque me gustaría que ustedes queridos lectores se interesaran un poco por el autor. La finalidad de estos “informes” como los llamo, es compartir mis lecturas. E informarlos, en algunos casos, de como adquirir libros interesantes a un costo accesible. Porque a veces leer puede ser caro y no todos tenemos $300 o $400 para adquirir libros.

La literatura es un universo infinito, que nos da la posibilidad de escoger géneros y temas diversos en los cuales adentrarnos. Pueden ser los bestsellers de moda, como los clásicos. O historias que hemos visto en la pantalla grande y que no teníamos idea que provenían de un libro.

En fin, los invito a leer. A adentrarse en otros mundos.

Disfuten su lectura o animense a empezar, nunca es tarde.

Saludos y hasta pronto.

firmas

3 comentarios

Archivado bajo Mi biblioteca, Retos 2013